EL SEGUNDO QUE JUGÓ EN PRIMERA

Hasta la fecha se pensaba que los jugadores nacidos o formados en Olavarría que habían jugado en Primera división -de cualquier país asociado a FIFA- eran poco más de los 30 pero la investigación realizada en los últimos meses nos lleva a contar cerca de una decena más. La búsqueda continúa…

Son varios los casos que futbolistas que en las décadas del ’30 y ’40 emigraron de nuestra liga para jugar en la máxima categoría de Argentina. El primero, Juan Echevarrieta (ya refrescaremos su increíble historia de vida) y aquí quién fue su compañero en la Selección de Olavarría y lo siguió hacia el máximo nivel.

Se trata de Juan Villavicencio. Nació en 1910 y después de jugar como niño en los cruces barriales del sector noroeste de la ciudad se acercó al Racing Atletic Club. Allí empezó a jugar en Quinta división en 1925.

Con 17 años, “La polla grande” (su apodo en Olavarría) debutó en la Cuarta división del Chaira que no jugaba torneos oficiales pero sí amistosos que iban formando a los futuros jugadores de la Primera. Rápidamente se notó que estaban en presencia de un jugador de gran futuro, tiempista, elegante y con depurada técnica.

 

Racing 1929. Arriba: José Fissini, Lorenzo Andreu, Juan Villavicencio, Alfredo Baltz, Edelmiro Villemur, Rosario Armendano. Abajo: Vicente Messineo, Rafael Armendano, Carlos Jordán, Arturo Rubira y Vicente Garcea. 

 

 

Ya en 1928 parecía estar a la altura de Juan Villemur, Pedro Siviglia, José Bergallo y Rosario Armendano, pero fue a mediados del año siguiente -antes de cumplir los 19 años- que debutó en la categoría superior y defendió al Chaira durante cuatro temporadas. En 1929 y 31 fue subcampeón (en ambas campeón Ferro) mientras que festejó el título en 1930 (delante de Ferro), y en 1932 (subcampeón Jorge Newbery de La Madrid) integrando un equipo que es recordado como de los mejores de la historia “Chaira”. Allí en muchos partidos hizo dupla de zagueros con su hermano Pablo González (también con gran paso en la época).

 

 

Combinado de Olavarría 1931. Arriba: Enrique Rodríguez, Juan Villavicencio, Lorenzo Andreu, Luis Vidali, José Bogliolo, Edelmiro Villemur. Abajo: Antonio Scipioni (entrenador), Ameglio Rossi, Enrique Rivara, Héctor Colo, Daniel Usabiaga, Vicente Garcea.

 

En 1931, la «Polla» fue titular indiscutido en el combinado olavarriense que jugó el Campeonato Argentino. Fue eliminado en Bahía Blanca (éstos fueron terceros) en una competencia que sorpresivamente se adjudicó -por primera y única vez- la Liga de Bolívar al imponerse en la final al poderoso San Juan.

 

A BUENOS AIRES

A fin de ese año surgió la posibilidad de jugar en Talleres de Remedios de Escalada que tomaba parte de la Primera división. Ya desde la primera fecha del certamen, el “Pollo” (así fue rebautizado) fue titular y en 1933 completó 31 encuentros. Continuó en la Unión Talleres-Lanús (única temporada de ese vínculo) de 1934 donde jugó 17 partidos.

Se debut se produjo el 12 de marzo de 1933. Como local Talleres empató 2-2 con Huracán de Parque Patricios donde tuvo que marcar a un joven de su misma edad, Herminio Masantonio, que luego se convertiría en una gloria del Globito y del fútbol argentino.

Síntesis

Árbitro: D’Espósito
Recaudación:  $ 1.945,40 (4.000 espectadores)

Talleres 2: Luis Vissini; José Agnelli y Juan Villavicencio; Gabino Inchausti, Francisco Angeletti y JorgeTitonell; Oscar Luis Donato, Luis Rojas, Arnaldo Durán, Aníbal Troncoso e Isaías Romano.

Huracán 2: Parini; Alberti y Riscino; Prestipino. Frederici y Settis; Carricaberry, Rivarola, Masantonio. V. Locasso y C. Méndez.

Goles : ST: 2 y 16 Romano (T); 30 Masantonio (H); 42 Méndez (H).

 

LA FUSIÓN

 

El 3 de noviembre de 1934 se fundó la Asociación del Fútbol Argentino tal cual se la conoce hoy. Ese año se jugó el cuarto campeonato organizado por la ilegal Liga Profesional, que sería absorbida por la nueva entidad. Para aquel torneo se determinó que en lugar de los 18 equipos que jugaron en 1933, quedaran 14. La Liga Profesional no lo sabía aun, pero sería su último certamen: a Tigre y a Quilmes no se les permitió participar porque fueron los clubes que menos recaudaron en 1933 y se obligó por una ordenanza a que se fusionaran cuatro equipos que eran cercanos geográficamente y podían teóricamente hacerlo. Lanús fue mandado a unirse con Talleres de Remedios de Escalada y así lo hicieron, conformando la Unión Talleres-Lanús, que lució camiseta blanca y roja en diferentes formas. En cambio, Atlanta y Argentinos Juniors tuvieron que hacerlo pese a que sus socios e hinchas no querían.

La Unión Talleres-Lanús sumó 27 unidades y no hizo el papelón de la otra dupla. Al año siguiente fue nuevamente Talleres.

 

El defensor olavarriense Juan Villavicencio estuvo en una ocasión por el torneo de 1935, primera fecha ante San Lorenzo, pero se lesionó gravemente en su rodilla derecha y fue operado. Ya recuperado, en 1936 participó en 6 partidos. En Talleres, completó 56 partidos.

Ya sin Villavicencio (transferido a Argentino de Quilmes a fines de 1936), Talleres jugó en primera hasta el torneo de 1938. Descendió al cabo de un partido de la 31er. fecha del campeonato de ese año, que perdió con River Plate 5 a 2 en Escalada.

Un dato del Albirrojo es el único equipo fundador de la Liga Argentina de Fútbol que descendió y jamás logró retornar a la división mayor. Al dejar el círculo superior se mantuvo, con suerte variada, preferentemente en la segunda categoría (68 temporadas).

 

EN EL MATE

Para 1937 y 1938, el «Pollo» pasó al Torneo de Ascenso, en el que defendió la camiseta de Argentino de Quilmes en 16 encuentros.

En Argentino de Quilmes, con apenas 28 años pero con secuelas de la lesión que no le permitieron mostrar su verdadero nivel, Juan Villavicencio regresó a la máxima categoría del fútbol profesional de la AFA en 1938 al salir campeón de la Segunda División y ganarle a su rival Quilmes en las 2 finales, ya que ambos equipos habían igualado en puntos el primer puesto.

El Mate jugó en la máxima categoría desde 1931 a 1934, descendió y al regresar en 1939  obtuvo la peor performance en torneos largos de esta categoría: ganó solo 4 puntos en 34 partidos. Villavicencio estuvo en solamente 3 partidos de Primera división (Lanús, Boca y Vélez) y en algunos de Segunda.

Poco y nada se sabe con certeza de la vida deportiva y personal de Juan Villavicencio desde 1940.

 

Los que puedan aportar datos sobre este u otra historia que contemos serán bienvenidos.

 

Fuentes: Diario El Popular, Archivo Histórico de Olavarría, Adolfo Santamaría, Esteban Bekerman, Diego Cappelletti, Piru Cioccale, Biblioteca Deportiva Alfredo Fortabat.

 

1 Trackback / Pingback

  1. ESTABA EN UN GRANDE PERO EL AMOR FUE MÁS FUERTE - Olafútbol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*