LA TARDE DEL ÚLTIMO FESTEJO DE LOMA NEGRA

 

 

 

Después del título anual conseguido en 1984, pasaron siete años para que Loma Negra volviera a festejar. Ganó el Mayor 1991 y el 26 de julio de 1992 fue la recordada tarde donde la tragedia empañó el lauro de ganar la temporada. En el cotejo decisivo de las tres finales se impuso 2-0 a Racing en el Parque Olavarría ante 6.000 almas. Tras el partido hubo incidentes y murió un joven de 18 años al recibir un disparo de arma de fuego que -luego se comprobaría- fue autoría policial.

 

 

Fue el último festejo del Celeste hasta la fecha. Esa tarde obtuvo el pasaporte al Torneo del Interior (ex Regional, hace poco Argentino/Federal C) que comenzó en noviembre de 1992 y finalizó a mediados de 1993, aunque Loma Negra quedó eliminado en febrero, tras la segunda fase de grupos.

 

Por entonces, el modo de clasificación del representante olavarriense al TDI se definía entre el campeón del Torneo Mayor (accedían los primeros cuatro del Clasificación) de un año -en este caso Loma Negra en 1991, quedando el Chaira a un punto-, y el del Clasificación del siguiente que fue Racing con los serranos a 4 unidades en la tabla final.

 

 

En la ida, en la Villa, empataron 1-1 con goles de José Ragg (LN) y Pablo Ponce (R). Se suspendió por lluvia al finalizar el primer tiempo. Se completó dos días después, jugando Casamayor por Durán en el arco de Loma Negra y Alvarado por Barbeito en el ataque Chaira, sin que hubiera modificaciones en el marcador.

 

 

 

En la revancha, el 20 de julio, empataron en tres goles, marcando Barbeito -2 y Doncel para Racing, mientras que Severo -2- y Telechea anotaron para los de Desanzo.

En el desempate, el 26 de julio, dos goles de Héctor Benz le dieron al Celeste la victoria, el -hasta ahora- último título anual y el pasaje del Torneo del Interior 1992-93.  Los festejos en el estadio de Loma Negra se prolongaron por varias horas.

 

 

LA CAMPAÑA

MAYOR 1991

Loma Negra, en un gran desempeño, venía de ser subcampeón del Clasificación ’91 que se llevó el Ferro que había ganado todo el año anterior y cumplido una gran actuación en el TDI.

Ya con refuerzos (Durán, Valverdi y Marín) que estaban desde principios de año, para el Mayor, la dirigencia y el DT Desanzo optaron por incorporar un arquero y un volante. Para el arco el elegido fue Marcelo Aquistapace, que hizo inferiores en Estudiantes de La Plata, fue tercer arquero -suplente en algunos partidos- en el campeón 1983 con Bilardo como DT, en 1985 pasó a Douglas Haig (el equipo hizo una gran campaña; un año después jugó el primer Nacional B), al año siguiente a Cambaceres (B Metro), luego jugó un gran TDI en Rivadavia de Necochea en 1989-90 y llegó al Celeste para jugar solamente los seis partidos de ese torneo. Luego siguió su carrera en Alumni Azuleño.

En la mitad de la cancha se sumó Rubén Darío Salías, que había llegado a Olavarría en 1984 para jugar en inferiores de Estudiantes.

 

 

El 18 de agosto comenzó empatando en uno (gol de Valverdi de penal) con Ferro. Una semana más tarde, con gol de Benz, le ganó como visitante 1-0 a Estudiantes.

Con goles de Ragg y Valverdi, en la tercera fecha y como local, se impuso 2-0 a Racing. En la fecha cuatro, volvió a empatar (tanto de Marín) 1-1 con Ferro pero en el Colasurdo.

En la quinta fecha, como local goleó 3-0 a Estudiantes con tantos de Cabrera, Valverdi y Benz. Y en la última, fue visitante de su perseguidor Racing. Con el empate era campeón y fue 0-0.

 

EL PLANTEL

En el Mayor 1991 tuvieron minutos: Marcelo Aquistapace, José Luis Urbina, Ricardo Draghi, Miguel Sautú, Juan Galman, José Ragg, Gustavo Bambikián, Rubén Darío Salías, José Valverdi, Marcelo Marín, Héctor Benz, Oscar Durán, Fabricio Ceccarelli, José Vedelini, Marcelo Rojas y Juan Cabrera.

Para el Clasificación 1992 ya no estuvieron Aquistapace y Salías, llegó Cristian Hoffer,  y además jugaron Telechea (había debutado y sumado 4 partidos en el Clasificación del año anterior), Juan Miño y Héctor Castañares. En las últimas jornadas aparecieron en la máxima categoría Luis Falasco, César Hernández, Reinaldo Merlos y Germán Leiva.

 

Fuentes: Pasión Celeste, Recopilación Julio Maletta y Olafútbol

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*