AÑO 1975, EL DE LAS VISITAS IMPORTANTES (III – San Lorenzo)

 

En el inicio del año 1975, la dirigencia de Estudiantes apostó a traer equipos que motivaran al alicaído público olavarriense y lo logró porque la cifra de asistencia no bajó de 4.000. El primer día de febrero llegó el “Equipo de las Estrellas” (un grupo de jugadores integrado por grandes figuras del fútbol argentino, algunos veteranos, otros con problemas de contrato y unos pocos que hacía poco habían dejado la actividad) y el amistoso terminó empatado 2-2.

Una apuesta superior fue a los pocos días: el martes 4 visitó Olavarría el Stal Mielec de Polonia (de gira por provincias de Argentina). El equipo venía de ser subcampeón de la liga polaca, había llegado a la tercera ronda de la Copa UEFA y, pocos meses antes, tres de sus futbolistas (Grzegorz Lato, Henryk Kasperczak y Jan Domarski) habían formado parte del Seleccionado revelación en el Mundial de Alemania 1974, donde Polonia ocupó la tercera posición y Lato fue el goleador del certamen con 7 tantos. Estudiantes, reforzado (por jugadores de otros clubes olavarrienses), le ganó 1-0 con gol de Jorge Farías.

 

UNA DIABLURA AL SANTO

Glaría, Varela, Campagnale, en el sorteo previo.

 

El viernes 26 de febrero de 1975 llegó nada más y nada menos que el campeón de AFA del año anterior. En un Parque Guerrero repleto estuvo San Lorenzo, con don Osvaldo Zubeldía como entrenador y grandes figuras, entre ellas un par, Jorge Olguín y Oscar “Negro” Ortiz que estaban en pleno crecimiento, al punto de ser campeones del mundo tres años más tarde en nuestro país. Y otro, Héctor “Gringo” Scotta, que ese año se convirtió en hombre récord al marcar 60 goles en la temporada.

El Azulgrana se iba a presentar un par de semanas atrás pero lo impidió la lluvia. Entonces cumplió el compromiso en pleno Campeonato Metropolitano, con tres empates obtenidos ante All Boys, Gimnasia de La Plata e Independiente, con gran rendimiento en los últimos dos.

Por su parte Estudiantes estaba en pleno proceso de preparación para los torneos previos al Clasificación (se inició en junio) donde no cumplió expectativas y quedó fuera de los cuatro que jugaron el Mayor, en un año que comenzó a marcar el predominio de Loma Negra en la siguiente década, profesionalismo incluido.

Para ese amistoso, el Bata convocó a refuerzos locales y también hubo varios futbolistas a prueba. Entre los primeros, Jorge Férez (Ferro, luego de gran recorrido en Huracán de Tres Arroyos), Carlos Violi (Racing), Mario Esnal (Ferro) y Néstor Rivera (Loma Negra; a quien intentó contratar en esos días pero no hubo acuerdo). A prueba estuvieron Carlos Belardo y Alfredo Badino (ex Vélez de AFA), ambos trenquelauquenses que integraron la selección de esa ciudad que fue eliminada ajustadamente por el combinado olavarriense en la serie del Argentino 1970. Ellos no rindieron pero quién sí se sumó al Bata fue el delantero platense Juan Carlos Trinidad (con paso anterior por el Chaira).

 

El puntero izquierdo Oscar «Negro» Ortiz, luego campeón del mundo con Argenbtina en 1978, rodeado de olavarrienses.

 

Como en cada amistoso ante un equipo de Primera, los espectadores esperaban una diferencia holgada para los capitalinos, pese a que los resultados de los partidos de enero daban para pensar que podía darse lo que finalmente ocurrió.

Arrancó mejor el del barrio de Boedo pero el reforzado Estudiantes no sufrió demasiado por un rato. Incluso a los 20’ el zaguero Férez se desprendió tocó, fue a buscar y definió bárbaro. Scotta se enojó y metió dos goles en un par de minutos, pero el puntero Bataraz Alemani aprovechó un error y marcó el 2-2.

En la segunda mitad, por un penal (muy discutido por los locales), Scotta puso el 3-2 pero jugando mejor que los de Zubeldía, cerca de la media hora, Estudiantes igualó con el golazo de una gloria: “Bocha” Silva (uno de los mejores laterales izquierdos olavarrienses de la historia, ya ahí con 34 años y jugando el penúltimo año de su carrera) pasó al ataque, se apoyó en Torrisi y al recibir, se la pasó por arriba a Olguín-Brandli y le pegó de volea a media altura. La volada inútil de Irusta hizo más espectacular el nuevo empate.

 

Un ídolo Azulgrana, Héctor «Gringo» Scotta, posa esa noche con los hinchas locales que llenaron el estadio Bataraz

 

San Lorenzo quiso pero no pudo y el “Loco” Trinidad clavó de zurda el 4-3 para desatar la euforia y terminar una noche que muchos recuerdan, por el resultado, por la labor de Estudiantes y porque muchos tuvieron acceso a fotografiarse con sus ídolos.

Y no sería la última noche histórica y triunfal de combinados olavarrienses en ese inolvidable año ’75….(A esperar la nota IV)

————

SINTESIS

ESTADIO: Parque Guerrero

ÁRBITROS: Abel Varela, con José María Pompei y Hugo Abdala

ESTUDIANTES 4: Ramón Campagnale; Hugo Tenaglia, Ernesto Pires, Jorge Férez, Pedro Silva; Daniel Torrisi, Carlos Violi (Carlos Belardo), Mario Esnal (Juan Carlos Trinidad); Omar Porté, Néstor Rivera y Alemani. DT: Pellicioni

SAN LORENZO 3: Oscar Anhielo (Agustín Irusta); Rubén Glaría (Oscar Benítez), Oscar Brandli, Jorge Olguín, Jorge Isamat; Enrique Chazarreta (Mario Mendoza), Roberto Telch (Adolfo Castellanos), Héctor Pitarch (Arturo Vilar); Héctor Scotta (Carlos Carrizo), Alberto Beltrán, Oscar Ortiz. DT: Osvaldo Zubeldía

GOLES: 20’PT Férez (E), 28’PT y 30’ST Scotta (SL), 33’PT Alemani (E); 7’ST penal Scotta (SL), 30’ST Silva (E) y 35’ST Trinidad (E)

 

Fotos: Miguelangel

2 Comments

  1. Despues del partido en la cena ofrecida el dr portarrieu desafio al presidente fe san lorenzo (gallino?)a jugar la revancha por la recaudacion la posterior renuncia de gallino frustro la revancha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*