UN GRAN TRIENIO DE EL FORTÍN

En la primera mitad de la década del ’90, a partir de la llegada de Francisco «Fatiga» Russo a la orientación técnica, la división superior del Club Social y Deportivo El Fortín fue gran protagonista de los torneos de la Liga de Fútbol de Olavarría.

Fue en el invierno de 1992 cuando comenzó esa serie exitosa de resultados que se extendió por tres temporadas, en la que obviamente hubo cambios en los planteles pero se mantuvo la base. Recordemos que en esa época, el representante en el Torneo del Interior (hoy Regional Federal Amateur) surgía del cruce entre campeón del segundo certamen de una temporada y el mejor del que iniciaba la siguiente.

En julio de 1992 se jugaron las recordadas finales Loma Negra (ganó el Mayor ’91) – Racing (se impuso en el Clasificación ’92), donde el Celeste venció 2-0 en el tercer partido.

En el mencionado Clasificación 1992, El Fortín compartió el tercer lugar con Sierra Chica, detrás de Racing y Loma Negra. A un plantel ya de muy buen nivel, le sumó a Mantovani, Pullol, «Bagre» Aguirre y Aquilano, con el que fue campeón resignando puntos solamente con Sierra Chica (finalmente tercero) y la única derrota con Racing (subcampeón).

Tuvieron minutos en ese certamen Gualterio Mantovani, Osvaldo Correa, Sebastián González, Fabián Pullol,  Julio Martel, Fabricio Torres, Javier Turchi, Esteban González, Maximiliano Di Matteo, José Luis Aguirre, Carlos Larrañaga, Adalberto Aquilano, Silvio Ramírez y Carlos Veneciano.

Al año siguiente, Sierra Chica se adjudicó el Clasificación (los de la Urquiza fueron quintos) y en agosto jugaron las finales. Empataron 0-0 en la ida en el «Ricardo Sánchez» y en la revancha, con gol de Carlos Veneciano, El Fortín obtuvo el pasaporte al Regional 1993 donde tras ganar la primera etapa fue eliminado en la segunda.

En 1994 igualó el primer puesto del Apertura con Racing y disputaron tres finales: perdió la ida 2-0 en el Parque Olavarría, ganó la revancha 1-0 y en el decisivo, el 19 de junio de 1994, el Chaira se lo llevó por 2-1. No fue buena la campaña Fortinera en el Clausura (se coronó Racing) y finalizó sexto.

En 1995 (con un equipazo que ya recordaremos en otro informe) ganó con gran ventaja el Apertura y en la serie para clasificar a la primera edición Argentino B (95-96), goleó 3-0 y 6-0 a un equipo Chaira que había sufrido una sangría importante y decidido apostar a mayoría de jóvenes (fue quinto en ese primer torneo).

También fue campeón de manera muy clara en el Mayor y en el Argentino B arrasó en la primera etapa zonal pero quedó eliminado en aquella recordada serie semifinal en diciembre ante Deportivo Castelli de Dolores cuando fue claramente superior y en la revancha como visitante lo «peloteó», pero perdió por muerte súbita (gol de oro) en el suplementario.

 

El once que inició el torneo «Mayor» de 1992, el 7 de agosto en el 3-2 ante Racing. Arriba: Fernando Cancina (auxiliar), Sebastián González, Correa, Pullol,  Esteban González, Mantovani, Martel; Abajo: Di Matteo, Aquilano, Veneciano, Aguirre, Torres.

 

Foto: Miguelangel

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*